23/01/2013 Luz Pichel, Cativa en su lughar

por seminarioeuraca

Cativa en su lughar, euraca (Matadero, X 23 ) La colección diminutos salvamentos – editada por progresele ediciones – presenta el poemario cativa en su lughar / casa pechada de luz pichel, en sesión abierta, dentro del programa del seminario euraca en la escuela experimental 404 School not found que tiene el matadoiro de madrid. Tendrá lugar el miércoles 23/01/13, a las 19’30 horas en el terrario de Intermediae. Recital + Conversatorio.

Luz Pichel, Eva Chinchilla (editora), Jorge Morales (editor)

* Luz Pichel, Cativa en su lughar     [selección de poemas para Euraca]
* María Salgado, Notas para un libro refeito (Findologos, Sobreopunto)

“Cando Eva Chinchilla e Jorge Luis Morales me propuxeron unha edición bilingüe de Casa Pechada (Ferrol: Esquío, 2006) en castelán e galego,  pensei  de seguida en utilizar o castrapo como lingua da tradución. E iso por máis dun motivo: o primeiro, que o castrapo permitíame traducir contidos, olladas, mundos que de outro xeito non quedaban transferidos ao castelán. Ademais,  o feito de escoller unha lingua de fronteira e non normalizada dábame unha liberdade creativa moi grande. Facíame falta esa liberdade para me remover dentro da miña escrita, quería  escribir algo distinto do que  escribira no 2006 (esa é a vantaxe de autotraducirse): quería afastarme da tradución literal, tomar como punto de partida o libro base e fuxir, quería que mediaran entre os dous libros a distancia temporal  e outras distancias persoais e sociais. Pero ademais, no “lughar” fálase castrapo como segunda lingua,  cando parece preciso; segunda lingua aldraxada. Parecíame moito mellor estar con eles, usando esa súa lingua que tamén foi  miña e me fixo sufrir, facela valer (tentar de facelo) nun libro de poemas  ca usar o castelán, unha lingua limpiña que, como todas as linguas gramaticalmente e politicamente correctas e ben vistas, son linguas atravesadas polos fíos de serra do poder, ferramentas cortantes. Neste intre histórico non está de máis rebelarse contra a norma que en todo se nos impón cada día, coller postura. A poesía, ben sabedes, expresa a súa rebeldía no xeito en que usa as palabras. Por iso foi” Luz Pichel

“Una verdadera Internacional Romance, una Internacional de PIIGS. Así habría que entender el castrapo de este libro también. Así es como en el lughar del poemario donde se lee “Findaterra” podría leerse o haberse leído también Finisterra, Finisterre o Fisterra, sin que se sepa cuál es más fiel al castellano, al latín, o al gallego. Ocurre que escribir no siempre es una cuestión de fidelidad, sino una cuestión de deseo. Así es como se mezclan para disfrutar dos que se entienden y “folgadamente huelgan”. Así, entre de dos de edad distinta, brota un “rapaz sin dispositio”. O así se despliega la glosa más alucinante, delirante y hermosa del texto, la que empieza en francés, “Oh la folie”, y sabe dios cómo, termina en “el baile entre las reses” y, más allá, “el remembrar”. Toda lectura aquí se carga de un trabajo de lenguaje por el cual hemos de reconocer la parte de lengua que sabemos y hacer por conocer la que desconocemos. Se trata ese de un trabajo bien parecido al de escribir. Como glosar cuando las glosas son los textos que median en los márgenes entre un idioma que se va haciendo ilegible y otro que se va haciendo imprescindible. ¿Y no resulta hoy imprescindible comenzar a emitir desde los márgenes romances, desde los grandes sures, algún mensaje cifrado sobre cómo desrescatarnos sin perecer en el camino? El modo en que la máquina-cativa modela una forma de resistencia fluida no binarista, menor, de amor y de dolor, vinca difformis, muy inclusiva, a monte, india, de cans, de clan de gh; contra un estado mayor, vinca major, muy consentida y de categhoría… ¿es un mensaje o es un lenguaje? Y en este caso ¿habrá quien lo descifre?” María Salgado, Notas para un libro refeito.

Anuncios