zanjita #2 // escopetajo :igruzoit

por seminarioeuraca

“Mi zanjita está aquí abajo. Hola zanjita. La de Catalina se la comieron los gusanos y no sé si alguien más, que no me lo contó. Me contó otras cosas pero justo esa no. Ni esa ni ninguna otra que tuviera que ver  con su zanjita .qué cosas.. Lo que sí sé seguro seguro es que sacó della un niño muerto, uno vivo y una madre, y que esos son los únicos indicios incontestables de que dispongo para hacerme una idea de su sexografía, si es que .ejem. me da por llamar sexo a todo aquello de los engendramientos y no por ponerme exigente con la regostera, el placer y el deseo.

Un par de generaciones después vamos tirando pero seguimos .ojo. poco más o menos. Que digo yo que decir el coño para referirse al coño (¿o cómo lo llamo?) de una – o de otras – no es como decir la mesa para referirse a la mesa, ni como decir nariz o codo. Ni ni ni ni, opino, como decir la polla, por mucho que hablar dellas no sea tan fino como comentar que quedó tieso el arroz.

Que me da a mí en la na-riz que algo perverso palpita por ahí para que todo parezca invitarnos a no hablar de nuestros coños, a no nombrar nuestros lindos y queridos coñitos. Pero es que no acaba ahí la cosa .oh no cielos no. que todavía hay que sumarle al asunto la fabulosa y apabullante afición de algunos a llevarse sus nombres – chocho chichi chacha y el schup schup de la cazuela – a la boca para escupitajeárnoslos, para dejarlos mareaditos de violencia verbal. Yo, en serio, me quedo estupefacta, ¿que llevo yo media vida sin hablar de mi coño y va a el otro y en un santiamén le levanta un monumento de improperios? ¡Oh sí sí dame más venga dale dame más! ¡¡(Ni) hablar de eso!! Uff…

Pues hale ya, con esto me vale para explicar por qué nombrar coños con relajo es para mí euraquear, por qué me provoca encontrarme palabras rebonitas en los vertederos de la periferia de la lengua y por qué las ganas de meté la mano para rebuscar entre las cáscaras de mandarina de Desiderio&Co.

Desde otra periferia, la borderline, a cierta distancia de la sabihonduría de les otres, me sumo al ghrito de Elia, ¡dele pa largo euraca!”

Zanjismo euracoide de Igruzoit. Escopetajo

Anuncios