zanjita #7 // Gran Ruralia [Zanjita] – Rafaelgsmp

por seminarioeuraca

Encontrad la H.

————————Rimbaud

Gh de house, de Hölderling también, creo. De zueco, de maza, de Alén (eso es seguro), de costurera, de neno, de paleto, de ghallinero, de albañil, de labrador, de amar, de armar, de amor, de todo lo que no cuenta. Gh, gheada, [h]eada, [h]allinero, [h]ato, a[h]ua.

———————–Luz Pichel. Cativa en su lughar

Y el potlatch, además de derroche y “destrucción productiva”, además de “liberación del camino”, también será oro de la duración y ese oro de la no intención, ese oro que sube del dolor y ese oro que sucumbe al dolor. Ese oro del viento en las ramas y ese oro lleno de materia de los poetas del pasado; el oro de no durar, de no tener, de no saber, de hacer el signo con absoluta humildad.
Aunque el tiempo imprevisible de los niños también haya sido oro.

———————- Arturo Carrera en Potlatch. Traído por Esteban Pujals El margen injustificado de la poesía. Poesía contra el lucro.

Lo de arriba cae. Lo de enfrente se ve. Lo de atrás ataca. Lo de abajo te sostiene.

———————–Germán Labrador. Luz en una dimensión que no conocemos todavía.

Somos pobres porque nada nos obedece. Nuestra riqueza no se midió nunca por lo que tenemos, sino por la manera de organizar lo que tenemos.

————————León Felipe. Español del éxodo y del llanto.

Tal vez necesitemos contarnos historias para reaprender a ser serios. A falta de un pueblo que se declare. No dejamos de vernos como niños, como niños perdidos, como huérfanos. No dejamos de pedir que nos cuenten historias, que engarcen nuestras vidas en un relato coherente, en un mito, más bonito que el del capitalismo. Lo esencial del libro de De Toledo consiste en señalar un movimiento : dejemos de contarnos historias, dejemos la autoficción, suspendamos el tiempo de la diversión, o más bien contémonos historias, pero atrevámonos a ir hasta el punto en que todo relato, toda transmisión encuentra un corte, allí encontraremos un vacío de origen, pero al lado, una comunidad bien actual, el materialismo del otro. No una ficción de sí o una autoficción, sino una creación, a partir de su vacío, de su sinsentido, una creación que bebe del vacío de sí, singular pero ya no individual. Sólo a partir de tal creación, sería concebible abandonar las historias, grandes o pequeñas, dominantes o subalternas. Comenzar a dar una materia a lo otro, y ante todo materia simbólica : sonidos, imágenes, palabras que piensen de otro modo13. Seamos serios, dejémonos de historias, no hay que por qué temer que la seriedad dé razón al presente : el presente cada vez es menos razonable.

———————–Jordi Carmona Hurtado. Noticia de una insurrección espiritual. Comentarios a El haya y el abedul. Ensayo sobre la tristeza europea de Camille de Toledo

.

Ya no más vivir en un mundo y tener siempre que nombrar en otro

Magnolio

 

Pino

 

Poema realista

[ y una invitación ]

.

Amenazas devocionales : Anons : Antimatriz : Botánica de entrelenguas : Combustible : Edad de Masa : Invocaciones europeas : Kultur lughareña : Materialismo sentimental : Realismo social : Romanticismo antisistema

Anuncios