zanjita #10 // las hortensias, azuis – luz pichel

por seminarioeuraca

las hortensias, azuis

Zanjita. luz pichel.
(fragmentos del libro inédito “as hortensias, azuis”)

(…)

así recomendaba, que silbaramos o tangueramos unas latas vacías o mismo un tamboril
para que los traficantes de trigo, mater mater mater amantíssima, no escucharan el fraseo nuestro.

si vos hablo en latín atendede al sentido decía y eran fabulaciones de mucho comedimiento, ora pro nobisssssssss, boca que nace errada paghará el tributo en todo nos apercibía.

somos coma canes.
vosoutros sementade hortensias simientade aprovechade el tiempo de las carretas verdes.

menos ca canes

cosemos y rezamos a un tiempo los escarpines rotos.
pero hase de hacer en lughares cercados, allí donde no se mire la flor desde los caminos donde los vendedores de palitos de dentes no despleghen su plagha de caracois.

canes silenciados.

tomade este paraughas por si es caso y el que ande muy precisado de conversa, sanctus sanctus, fabule en danza con los mangos de las ferramientas, que tiene el sacho los oídos parvos y no habla linguas no se revuelve ni contra dios.

—-

pero a las idas y a las venidas
a la siegha
al galope
al cestón de patatas
al deshojar
al mazar en el liño el niño
los chícharos
el pulpo y en los ghuesos
el frío
el frío suelta la lengua del albanel
y al mocear a las escapadas
y al andar entre piedras nel río
bebiamos el aghua todos nel mismo sombrero
y así afinábase el chiflo compartido del afiador
sonaban más claras las claves de las costureras cantoras
que hacían rodar novelitos bermejos redondos de hilo por el monte abajo hasta el mismo río
y batíanse ramas como en juego
todo en festividade a la ida y a la venida
porque una palabra a lo mejor es una maza o un caballo
o es algho de comer o de besar
una palabra en el común sombrero
en un litro de aghua
de vecindade

su libre condición
su claridad corriente
y eso viene siendo lo que acontece cuando es de tuyo,
que frío no te da, ni apocamiento,
ni es vendedor,
ni loba,
ni máquina ni dios,
ni mestre.

—-

(el amor, si es caso. la hija de dulcina relata)


eses sí que falan ben, dijera dulcina mirando a la tv
y a mí diérame pena pero
no una pena de melodrama no
no una pena reneghada de poeta exquisita no
no una pena sindicalista no
no una pena nostálgica no
no una pena portuguesa no
no una pena de acelgha al sol sin aghua
ni de tojo ardiendo
ni de moza detrás de los cristales de una galería de paseo marítimo
ollando los barcos partir
dérame pena de filla
de hija pues para que se entienda sen tapaderas.

entonces así en bajito el can sacó la lengua
empezó de arquexar y entrole mucha necesidade de convertirse en loba
somos coma cans, dijera
más que cans, dijera,
somos lobas, dijera
y como loba pensé de saltar a tapárlleles la boca de una dentada a los de la tv
pero quedé callada cadelita apocada
contemplando mis dientes
no fui quien de atacar
verdosos
desde la caseta

diérame pena de hija y basta
¿o no es abondo?
¿es necesario que me dea una pena diferente
social o nacional o sucinta?

iríale buscar flores
pero ya no repara en las cosas
tendría que decirle son azuis mira son azuis
me dijera una vez
las flores afogan a los muertos
que no las quería para sí
tengo noventa y ocho.

gústante?

noventa y ocho años hablando por el mundo una lengua ruín
herdara una vida de seghundas.

hortensias mira tienen más de mil años
son tan buenas como las de la china
o las de caracas
no muy bien no huelen
pero el acento ¿eh? ¿el acento?
¿qué me dices del acento de las hortensias?
a las leghuas se sabe de dónde son.

non falan ben, mamá
dijo la costurera
estas bonecas de la tv no te hablan bien tú sí
y ¿por qué no le pegas una patada
a la botella que para eso todavía
tienes furia? escachízala.
seghabas la hierba seca con aquel aire
fiiiuuuu la onda larghísima
criabas por ighual animales y nenos

muriose antes de la gran crise.
la casa los cabritines los nenos de días
y hasta los pendientes que le regalara
un amor que tivo en caracas
cuando la gran diáspora.

se lo robaran todo

una mágoa verla en la caja
con las orejas al aire
y una esquela en el jornal escrita en una lengua ruin

noventa y ocho años hablando una lengua ruín
herdara una vida de seghundas.

—-

el Ilmo. Sr.
tiene su balconada sobre la
Petrea Plaza Patria
allí, cuando neno y ya rapaz,
todas las tardes sacaba
como a picar en prado
su baloncito su patinín
su bicicleta amarillita
su trajecito de almirante
sus cordoncitos dorados.
aghora luce voz de balaústre,
bandera de balaústre:
hase defender un
abecedario dice
que escueza dice corea solito dice que escueza
que escueza (esqueza, Brodie, deja esqueza)
que esqueza dice sublinea arenga
las partes del carro y del arado,

¿qué cosa es abeaca?
¿acuérdase alguién de abeaca?
no más ruralismo enjebrista
construamos unidos la hortensia branca
salvemos la Nación y la Cultura
hase de ser M O D E R N O S
y Lavarnos la Boca con Aghua de Botella
para que no se note
para que no se note
para que no se note eso feo.

no comprendo, pensó la estudiante paleta
debo ser ignorante
paréceme que el poeta significara otra cosa
cuando rimbaud dijera lo de sermos modernos
aparecieran milleros de bubelas
amoreándose de a dos en los caminos
y tú bien que lo sabes
que rimbaud sí que no era ningún papiolo
y agora bubelas no nada ni una
aghora un carrizo sen cabeza
dando tumbos en las silvas un troglodytes troglodytes,
de tamaño tamaño,
la color colorín
y el rabo revirado cara arriba
alguién lo asasinó con la machada.

rimbaud, queridito, mi vagamundos
y sen paraghuas al nu por las rúas de la perdición
non tremías co medo nas noites de vagallón campal?

—-

Paxaro da familia dos upúpidos (Upupa epops),
de peteiro longo e curvado,
ás arredondadas e plumaxe de cor
castaña rosada, coa parte inferior
do lombo e o rabo raiados
de branco e negro
e notable crista eréctil
coa punta das plumas negra.
A bubela chega a Galicia pola primavera.
Antes e despois de bubela , bruxería, bruxo, brúxula.1

las bubelas, rimbaud/bruxo/brúxula y las migraciones
y la abeaca
y lo que no es abeaca sino memoria
y lo que es abeaca y es poesía
y los serenos
y las amas de cría y dulcina
y la costurera
y el carpinteiro
y los melancólicos y los criados.

—-

entonces el afilador miró para sus propias piernas,
(afiador, Brodie, que tú no sabes, perdón)
el albanel, digo,el albañil para que entiendas,
el riopalatense,
a ver si estaban allí las dos como abeacas pues precisábalas
y allí estaban allí como migratorias
¡qué tranquilidade!

—-

y el final del odio
el pésame a la familia
su pasamiento
la plantación
el abrazo
el riegho de la plantación
la ghallina poniendo
el retorno
la celebración
qué tranquilidade
la tormenta de aghosto
¿para cuándo será?

será
cuando nos traighades los-potes-que-se-fueron-por-las-alcantarillas
y cuando le quitedes los croios de los ojos a avelino el niño rebelde que finó
y pongades en su sitio dos anaquitos de pan con queixo.

y ¿cómo se llama tu cadeliña?
luna dice dulcina llámase luna
ai aboa dícele adrián el neno de doce años burlador de aduanas
non, chámase lúa a ver se aprendes lua.
bueno lúa será, adrián, queridito.
para que veas para que aprendas, Brodie,
que no todo es neghrura y apocalipse,
hay niños que saben ir por el mundo
y nombrar las cosas
y saltar los valados.

rexistra lúa, dícele dios a la mecanóghrafa, venga,
rexistra adrián, o neno profeta.

en la época de los tractores nadie botó los carros por el río abajo
pusiéronse de adorno a la vera de las hortensias y de vez en cuando aún se usan
para que tampoco ellos se esquezan (esquezan, Brodie)
de todo
de cantar
(es-cue-zan no, Brodie, deja de tachar lo que non te sona).

—-

(una historia de amor para aleghrar el día, un mozo que resulta ser afiador, seghundo rueda y chiflo, contempla con ojos cobizosos la paisaje y atrévese a mucho)

va una moza por el camino con una vacaloura en la mano,
vai unha moza polo camiño ollando su cara en el brillo neghro de las alas de la vacaloura,
vai unha moza por el camino cun espello na man de repente la moza llamábase costurera
échase a volar como vacaloura
escagállase contra los croios.
chovía. recógela en anaquitos el afiador
casamos y larjámonos para barquisimeto ¿parécete bien?
parece, sí y tendremos pulpitos
y la moza échase a volar otra vez
como vacaloura,
a lo menos siete con su chiflo bajo el brazo para ayudar algo
mejor que estudien para írense
barquisimeto ¿estará muy lejos?
y eso ¿qué más tiene?

1.Dicionario da Real Academia Galega.
(…)

Anuncios