17/04/013 // del UNO al DOS (y en el día de las exequias de MT)

por seminarioeuraca

Chavs Chonis Grones Cans
La desaparición de las bubelas

Miércoles 17 de abril de 013 – 19h
Instituto 404. Gabinete de estudios de Intermediae
Matadoiro de Madriz. <m>etro legazpi

¿Qué cuchillos le puedo bajar y a quién, en la calle vacía,
llama el afilador? Había dejado de pasar y ha vuelto
con el paro, el pasado y, técnicamente, la desesperación
y se le oye los sábados, en los interludios del estrépito,
cuando están más vacías las calles y, estando vacías,
se entienden un poco mejor.

Carlos Piera


Lejos de este mundo // A dritto! Mica ho messo ar mondo un fio pe’ fallo diventa’ un burino sa’?

La clase dominante, cuyo nuevo modo de producción ha creado una nueva forma de poder y, por consiguiente, una nueva forma de cultura, en estos años en Italia ha procedido al más completo y total genocidio de las culturas particularistas (populares) que recuerde la historia italiana. Los jóvenes subproletarios romanos han perdido […] su cultura, es decir, su modo de ser, de comportarse, de hablar, de juzgar la realidad: se les ha proporcionado un modo de vida burgués (consumista): han sido, clásicamente, destruidos y aburguesados. Su connotación clasista es, ahora, pues, puramente económica, ya no es también cultural. La cultura de las clases subalternas ya (casi) no existe: existe tan solo la economía de las clases subalternas.

Pier Paolo Pasolini

El partido conservador proclamó en 1976 que el problema no es la existencia de clases sino la existencia del sentimiento de clase. Quienes dicen que el concepto de clase es un dinosaurio son los más interesados en negarlo porque saben bien que cuando se habla de clase se está hablando sobre quién tiene poder y riqueza. Conviene decir que ‘todos somos clase media’ incluso cuando la concentración del poder en este país ha llegado a niveles victorianos.

Owen Jones

Este es el legado del thatcherismo: la demonización de todo lo relacionado con la clase trabajadora.

Owen Jones

Para leer qué algún cuándo hay que arrastrarse por el programa DOS hacia los bajos fondos. Pero no tanto, que esto apenas empieza.

Anuncios