26 / 06 / 2013 // yo seré tu china tejedora • sextinas

por seminarioeuraca

Miércoles 26 de junio de 013 – 19h

SESIÓN QUE SE MUEVE DE LUGHAR A:
Estudio PKMN
  Santa Eulalia 4, local <m>etro estrecho

sextinas yo tejeré el ser china tuya
tu sextina china     yo seré tejedora
tejedora de tu ser sextina yo china
china tejedora yo    tu sextina seré
seré  china  sextina  tejedora  tú yo
yo seré tu china tejedora · sextinas

por puntualizar (título sextineado)

Si tomo un objeto y lo lleno de significado, de alguna manera lo estoy convirtiendo en símbolo de mí misma. En cambio si dejo que la cosas sean vistas como lo que son, eso abre un espectro de posibilidades más amplio y fértil, que si le doy un significado simbólico predeterminado. Se potencia así la magia propia que existe en las cosas.

ESTA SEXTINA ES UNA BUFANDA DE LANA (clic aquí)

 Pero la relación entre composición literaria y la acción de tejer es muy antigua y se puede rastrear en textos de oriente a occidente. El tejer es metáfora para la composición poética. Reconectamos con la tradición euraca, para transgredirla.

EL TEJIDO EN EL
TEXTO, EL TEXTO TEJIDO: LAS CHANSONS DE TOILE Y POEMAS ANÁLOGOS. Estudios Románicos, Volumen 11, 1999, págs. 71 – 104
(clic aquí)

Presentamos el proyecto creativo YO SERÉ TU CHINA TEJEDORA:

“A estas alturas ya casi todxs sabréis qué es una sextina o, si no, que yo iba tejiendo cosas frikis por mi casa y por cascorro y encima lo grababa y encima de mí siempre tengo un papelito con un poema dibujado. Hemos preparado un encuentro de lo más encantador para sextinear”, comenta Martina.

YO SERÉ TU CHINA TEJEDORA (clic aquí)

Y al hilo de la muestra, hablaremos de ritmo y medida, de montaje y collage, del tempo del hilado y el tiempo de la escritura como proceso. Nos marcamos como norma la SEXTINA, una estructura rítmica embrollada, liosa, difícil ¿otro lenguaje de programación? ¿una fórmula matemática? Nuestra intención es domarlo, descomponerlo, regenerarlo, llevarlo hasta su más tierna infancia, para luego revestirlo de materiales nuevos.

aldea

Y preparamos el cuerpo euraca para el viaje a Alén. Anticipando nuestro encuentro en la aldea, para esta sesión euraca proponemos pasar a la práctica y a la escritura en vivo, un ejercicio de poesía por otros medios, la realización improvisada y colectiva de un blackout. En  la manipulación de los materiales la formulación cromática de la sextina nos dará el pautado, la partitura.

Nos introducen y aclaran el detalle erudito Chus Arellano y Esteban Ortega.

SEXTINAS. PASADO Y PRESENTE DE UNA FORMA POÉTICA

ANTOLOGÍA (clic aquí)

PRÓLOGO (clic aquí)

Para abrir bocado colgamos aquí un par de textos canónicos y no tanto:

Dóna’m dóna’m
dóna’m
aire
dóna’m
cerca
dóna’m
corda
dóna’m
quasi
dóna’m
mata’m

Mata’m mata’m
ata’m
dóna’m
mata’m
quasi
mata’m
aire
mata’m
corda
mata’m
cerca

Cerca cerca
cerca
mata’m
cerca
corda
cerca
dóna’m
cerca
aire
cerca
quasi

Quasi quasi
quasi
cerca
quasi
aire
quasi
mata’m
quasi
dóna’m
quasi
corda

Corda corda
corda
quasi
corda
dóna’m
corda
cerca
corda
mata’m
corda
aire

Aire aire
aire
corda
aire
mata’m
aire
quasi
aire
cerca
aire
dóna’m

dóna’maire
cercacorda
quasimata’m

EL RECITADO DE ENRIC CASSASES – SEXTINA (clic aquí)

 

¿Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más pobreza y mal gobierno,
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
la más triste sin duda es la de España
porque termina mal. Como si el hombre,
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno
y la administración de su pobreza.

Nuestra famosa inmemorial pobreza
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno,
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres.

A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.

Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
puede y debe salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.

Quiero creer que no hay tales demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia.
Son ellos quienes han vendido al hombre,
los que le han vertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.

Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea el hombre el dueño de su historia.

Jaime Gil de Biedma (1929-1990),  Moralidades (1966)

 

Anuncios