5 & 6 & 7 / 7 / 13 – Alén, Euraca se va al lughar-Cativa

por seminarioeuraca

Alén el sitio, el lughar, aldea cativa y rural que compón parroquia con otras. No siempre se rememora el  lughar que una gente, sea persona o sea personaje, ocupa en un mundo, y bueno sería o fuese el tal conocimiento para ver de poner la cabeza en el cuello o agharrarla en bracitos. Es lughar el que endominia a una lengua y endemonia a la otra. La positio de un libro en la serie ¿cuánto importa? ¿a quién? ¿quién lughariza un libro? ¿según cuál instrucción? …” Luz Pichel, Cativa en su lughar.

Alén, además de la glosa de un libro escrito en una lengua de frontera, menor y de contacto, el castrapo, es un lughar (que con otros componen parroquia que con otras componen consello). Ahí está la casa de la infancia de Cativa, una casa que pudo quedar cerrada con la muerte del padre pero no, que hubo seguir desbrozando, los aperos y las cestas ahora ordenaditos para ver y la escritura de un libro, Casa Pechada con su Premio Esquío y todo, para leer. Un libro que podía haber quedado cerrado pero tampoco, que hubo seguir desbrozando, los aperos y las cestas ahora multiplicándose, matriciales, lenguajeando, descolocando. Había nacido Cativa en su lughar.

Querida mamá: estou aprendendo a ladrar

 

Euraca DOS toma la lengua y va a othra lenghua. Euraca DOS se mueve, so lughariza. Nos lugharizamos nosotrxs y entonces la pregunta que en glosa castrapa lanzaba la autora -¿quién lughariza un libro?- se ha vuelto invitación al lughar. Germán nos recordaba que los Estados modernos imaginan su territorio antes de colonizarlo y nosotras nos somos tales que queramos seguir imaginando colonizadora-mente, deseamos ser más aleníxenas, como castrapea Labrador after Pichel. Tres jornadas en las que Euracas vamos a pensar y reconocer el lughar y los textos de Lupe Gómez y Olga Novo, que aprenderon a ladrar y que nos vain ensinar.

Rebélome contras as palabras mortas e arranco vida da materia

morta.

Suicídome na tarde sen que me vexan.

Son feliz sen que me vexan.

Eu só quero ser un espello e rompelo.

Lupe Gómez, Levantar as tetas (A Coruña: Espiral Maior, 2004)

Deusa campesiña:

Sobre as ruínas da casa do pai. Da mai do teu pai. Da mai da mai do teu pai. Amarás con obstinación sobre as ruínas as ruínas.

Olga Novo, Crater (2011)

Y vamos a sentir también qué es esto de la violencia que hay en el castrapo, en las lenghuas de frontera y qué tensión se produce all/quí, en el lughar Euraca, pero en qué está ya lenghuajizada, serpenteada, fragmentada, descosida. ¿Por qué el galego y qué galego? ¿De qué se habla cuándo se habla de castrapo y no son fronteras todo lo que vamos a sentir aquí? Y en el programa UNO del seminario Euraca tuvo todo esto en Cativa lughar también. No solo porque la autora viniera a presentarlo junto a sus editorxs y la interloguista, también porque en la sesión de Germán Labrador desbrozamos en ella, se abrió aún más, como lughar donde ver históricamente lo que estáis viviendo sincrónicamente, desde que Luz presentó aquel libro castrapo que tiene mucho que ver con Alén y con el galego.

Vincapervinca,

¿por qué sólo tienen nombre en esta aldea

los trastos de apenar?

El rey del sacho

escapó con el nombre de las cosas bonitas.

Luz Pichel, Cativa en su lughar     [selección de poemas para Euraca]

O noso idioma. Desde sempre, desde a noite o séculos, é o galego. Queren, pero n0n nos poden impoñer outro. O idioma da aldea é o galego.

Lupe Gómez, Fisteus era un mundo (2001)

Y recitando Luz y Maite Dono, que más que recitarnos quiere cantarnos.

Además, este camino no es sólo un camino poético aleníxena a otra lenghua, es parte de nosotrxs y lo que aquí se está formando. Hablaremos como euraquitas de qué va este nosotrxs. Todas leímos, escribimos también…. Y nos acompañamos a una cosa y a la de más allá… y  aquí estamos, tramando encontrarnos otra vez, en el más acá de un lughar…. Pareciera que nos venimos inventando un pueblo, o una aldeita. Un seminario, sí. Pero tambien la vida misma. No vinimos por nosotrxs, pero algo así se descubrió en medio. Nuestra riqueza nunca se midió por lo que tenemos sino por la manera de organizar lo que tenemos. (sic León Felipe)

Nunca puede faltar lo que se quedó por el camino, que no se quedará por nuestro camino euraca:

Lupe Gómez, O utero dos cabalos (2005)
Lupe sobre Rosalía (minuto 17)
Olga Novo, selección de A cousa vermella (2004) y Crater (2011)
Selección de Sobras, de Maite Dono

Aquí más que ver, aquí más Euraca

venide, vinde vós, venídevos” … “un replanteamiento de las nociones comunes de riqueza de nuevo muy sincronizado con el tiempo histórico, a saber, con el momento más acelerado de expolio y privatización de lo que era público, y más que eso, de lo que podría ser común, como sin duda lo eran y lo son y lo serían las lenguas y los lenguajes poéticos” (María Salgado, Notas para un libro refeito)

29 de xaneiro do 2002

Querida mamá: estou aprendendo a ladrar.

une saison en enfer. repite comigo Une-Saison-En-Enfer.
trinta xeracións de meu analfabetas Eu estou aprendendo a ladrar.
marcar un nunca territorio coa epiglote
coma un cadelo coma un can de palleiro
escadelearme ata volver en min en can entón pronuncio
Walt Walt
Walt Whitman mamá.

estou aprendendo a ladrar.
póñome de cu pró sol agárrome a unha aixada e
tento imitar o son do cuco do cuco de cu pró sol entón
a miña gorxa esprémese de dor
e oulan coma nunca os futuros posibles que nos fan esbombar as veas
coma unha pota de leite na lareira.

os ollos do meu amor levan dentro
o troupeleo dos chocallos uncontrautro uncontrautro
da novena sinfonía de Gustav Mahler
mamá.

e eu míroche prós ollos prós olliños estás tan cansa
pero eu non e aquí
é o intre da furia can
escoito con atención a campá de cris
tal dos teus soños incumpridos
coma unha escultura delicada de Brancusi
de Cons tan tín Brancusi.

unha vez e outra vez o corazón grandísimo
igual ca unha cerrota andoa o outono es ti ou ou ou loba
velaquí me tés bailando berrando choutando
unha mestra gutural un volcanciño gutural
coma Virginia Woolf coma Virginia Woolf coma Virginia Woolf.

eu míroche prás mans podería lamberche as cicatrices das mans
ata que deran luz
e curarche as hernias discais cun só verso alexandrino
cunha sílaba de centeo cru cun oh-là-là e despois despois
contar unha por unha as túas canas enraizadas nas idades do mundo
a túa lingua plantígrada mamá
podería mesmo reestructurarche a osamenta
co implante dunha canción anarquista.

ás veces sinto a dor sedimentándose
lámina
por
lámina
coma a pizarra:
é un esguince emocional chantado na caluga
e para ladrar así ás veces é preciso chorar iodo
abrir os xeonllos cunha gadaña ata ver o sol tan preto
a tres centímetros do iris
mamá
eu tiña que mamar da túa médula
asombrar o mundo cando che baixa a compaixón ás caries
e ós peitos
caídos
co cansazo.

para poder ladrar eu tería que rillar durante anos
a túa alerxia ó pó á peluxe dos chopos
a túa anemia circulando en sentido inverso polo sangue
tería que ir contigo enterrar ó teu irmán de vintesete anos e
apretar a meixela para non tronzar a lingua
coa súa tuberculose                                      mamaíña.

ben sei eu que para poder ladrar
tería que ir contigo á miña infancia
e verme case morrer deshidratada
e pregarlle á virxe na que non cres
que me devolvera á vida de tres meses e medio
e soldarme no teu colo para sempre
coma unha peza de ferro do teu ventre.

non penses que non sei que para poder ladrar
tería que ir contigo ás derradeiras horas
da mamá Carmiña agarrada ás catro puntas do seu pano
e ó teu bazo.

ben o sei ben sei eu todo
que para eu aprender este ladrido
á fin fixeron falla
mil mulleres lavando a reo no río de Saá
e mil arando e dúas mil cosendo e cinco mil
apañando cozas e garabullos no medio do monte e Ti
sobre todo ti plantando pinos nun serragoto inmenso
desaprendendo canto es
esfuracando as túas dúbidas.

Querida mamá: estou aprendendo a ladrar.

alguén me ve abríndome a queixada ata que a fendo e digo xa
xa ladro ou coma o can non non
coma Camille Claudel coma Camille Claudel coma Camille Claudel
coma Camille mamá no mármore
coma Camille
coma Walt Whitman Walter Benjamin vou mamá
vou deica ti
vou eu vou
outa
outa
ouh…

Olga Novo, A cousa vermella (2004)

La que viene creo, pronto, es la imagen al menos, de unos árboles al fondo, viejas casas, viejos montes, nuevos ladridos y una gente, la que parece ser la nuestra, sonriendo, al atardenochecer….

Anuncios