4/12/013// trifásica trilzaica la pieza que todo entrecorrenta

por seminarioeuraca

_#V finales que comienzan, ohs de ayes/ creyéraseavaloriados de heterogeneidad./ ¡Grupo de los cotiledones!//A ver. Aquello sea sin ser más./ A ver. No trascienda hacia afuera,/ y piense en són de no ser escuchado,/ y crome y no sea visto./ Y no glise en el gran colapso_#IX Vusco volvvver de golpe el golpe./ Sus dos hojas anchas, su válvula/que se abre en suculenta recepción/de multiplicando a multiplicador,/su condición excelente para el placer,/ todo avía verdad._#XVI Tengo fe en ser fuerte./ Dame, aire manco, dame ir
galoneándome de ceros a la izquierda./ Y tú, sueño, dame tu diamante implacable,/ tu tiempo de deshora._#XVII Junio, eres nuestro. Junio, y en tus hombros/ me paro a carcajear, secando/ mi metro y mis bolsillos /en tus 21 uñas de estación.// Buena! Buena_#XX La niña en tanto pónese el índice
en la lengua que empieza a deletrear
los enredos de enredos de los enredos,
y unta el otro zapato, a escondidas,
con un poquito de saliba y tierra,
pero con un poquito
no má-
.s._# XXIII Oh tus cuatro gorgas, asombrosamente/ mal plañidas, madre: tus mendigos./ Las dos hermanas últimas,/ Miguel que ha muerto/ y yo arrastrando todavía/ una trenza por cada letra del abecedario.// En la sala de arriba nos repartías/ de mañana, de tarde, de dual estiba,/ aquellas ricas hostias de tiempo, para/ que ahora nos sobrasen_#XXXII 999 calorías/ Rumbbb…Trrrapprrr rrach…chaz/ Serpentínica u del dizcochero/ engirafada al tímpano//Quién como los hielos. Pero no./ Quién como lo que va ni más ni menos./ Quién como el justo medio_# XXXVI Pugnamos ensartarnos por un ojo de aguja./ enfrentados, a las ganadas./Amoniácase casi el cuarto ángulo del círculo./ ¡Hembra se continúa el macho, a raíz/ de probables senos, y precisamente/ a raíz de cuanto no florece_#XLVIII Ella, siendo 69, dase contra 70;/ luego escala 71, rebota en 72./ Y así se multiplica y espejea impertérrita/ en todos los demás piñones.//Ella, vibrando y forcejeando,/ pegando grittttos_#LII Y llegas muriéndote de risa, y en el almuerzo musical,/ cancha reventada, harina con manteca,/ con manteca,/ le tomas el pelo al peón decúbito/ que hoy otra vez/ olvida dar los buenos días,/ esos sus días, buenos con b de baldío,/ que insisten en salirle al pobre/ por la culata de la v/ dentilabial que la vela en él._

de los poemas de Trilce que se leerán

y aquí un glosrario glosario

y de lingüística sobre

y un post * rápido

y una entrevista a César Vallejo de paso por Madriz donde se leen entre otras cosas:

-César Vallejo, ¿a qué viene usted?
-Pues a tomar café.
-¿Y cuándo empezó usted a tomar café en su vida?
-Publiqué mi primer libro en Lima. Una recopilación de poemas: Heraldos negros. Fue en el año 1918.
-¿Qué cosas interesantes sucedían en Lima en ese año?
-No sé… yo publicaba mi libro…, por aquí se termianaba una guerra…, no sé.

Anuncios