15/01/2014 El frío de los puertos, la prisa de los cuerpos, la calavera de los muertos. Baleas e baleas. Luisa Castro‏

por seminarioeuraca

X 15 Enero

Cruce (Doctor Fourquet 5, Madriz)

Creo na electricidade.

Ainda estou apoiada, rindome,

ó poste da luz

co meu dedo índice

sinalando a caveira.

 

Se lee  Baleas e baleas (1988) de Luisa Castro, se es niña gamberra y salvaxe, se es mariñeiro (como la canción que dice así ) y se ama a lingua ::: se recuerda, la tradición es el futuro y no el pasado 

Además de fondo regalito, un “Esta es mi tierra. Luisa Castro” , el programa de la 2, dedicado a ella. Allí su casa, la formica, las latas de sardinas, la supermadre, el padre. El abuelo, nada, no está. Tará en Irlanda. Tara no es Irlanda.

 

A tribu obedeceme

porque teño a lingua chea de cristais

e como terra.

Luisa Castro – El lenguaje es un gran estorbo. Es mentira que las lenguas sean tan ricas, como se suele decir. El español concretamente es pobrísimo, cada vez más. Cada vez nos cuesta más expresarnos, cada vez el lenguaje se revela más inútil, se escribe más cuanto más difícil se vuelve el hablar, en realidad se escribe porque hay cosas de las que no se puede hablar. Y esas cosas de las que no se puede hablar crecen en proporción inversa a la capacidad del lenguaje para expresarlas.

Pregunta.- ¿En el mar, para los marineros, qué significado tiene los nombres de barcos? ¿Las metáforas traspasan el agua, o simplemente son palabras pintadas en madera?

Luisa Castro.- Cursilerías no, por favor. No voy a ser yo quien las diga. Pregúntele a otro. Hay mucha gente dispuesta a contestarle a este tipo de preguntas.

 de una entrevista a Luisa Castro muy tensa por Antonia Ortega Urbano

Imagen

Imagen

Un poeta indio é un poeta galego. Un poeta galego é unha poeta.

Amar é unha india, Olga Novo.

 

 

Miña nai traballa nunha fábrica de conservas.

Un día miña nai díxome:

o amor é unha sardiña en lata. ¿Ti sabes 

como se preparan as conservas en lata?

Un día miña nai díxome: o amor é unha obra de arte

en lata.

Filla

¿Sabes de onde vés? Vés

dun viveiro de mexillóns

en lata. Detrás. Detrás da fábrica, onde poderecen 

as cunchas

e as caixas de peixe. Un fedor imposible, un azul

que non vale. De alí vés.

Ah! dixen eu, entón son a filla do mar.

Non.

Eres a filla de un día de descanso.

Ah, dixen eu,

son a filla da ora do bocadillo.

Sí, detrás, entre as cousas que non valen.

Anuncios