por seminarioeuraca

El No

Al comienzo, las obras inasibles no eran fotografiadas. Sucedían en la vida cotidiana. Existían para la memoria de algunos ciudadanos.

La historia, en cuanto tejido de inclusión y exclusión no las recogía.

(La historia del norte excluye la del sur, y la del sur se excluye a sí misma recogiendo solo los reflejos del norte.)

En el vacío entre las dos, lo precario y su no-documentación establecían su no-lugar como otra realidad.

.

En el Ande, lo oscuro es lo germinal.

·

Nueva York, l989

·

Si el hemisferio norte entendía la historia como una marca o señal de su poder, la no-documentación de lo precario era la marca y el poder de lo oscuro germinal, el desorden de un revés ritual, un no tiempo al interior del tiempo.

.

Las obras que no sucedían en ninguna parte, al no ser anun- ciadas ni capturadas de ningún modo, eran tan importantes como las obras “documentadas.”

Eran su espalda y su sombra.

Cecilia Vicuña. En Lo precario. Madrid: Amargord Transatlántica, 2016.

Anuncios