imaginad que los Señores de la Poesía entendieran por ejemplo esta foto

por seminarioeuraca

IMG_2851.JPG

Me gusta mucho esta foto. Ahí va Ángela Segovia, desde muy muy hoy Premio Nacional de Poesía Joven, mirando el cartel que acabábamos de pintar para la mani del pasado 8M. El cartel ponía BELLEZA Y FELICIDAD por un fanzine de Ceci & Fer, pero sobre todo porque belleza + felicidad nos sumaban una idea no patriarcal de la poesía, era 8M. Antes yo había pensado en ese texto de Gertrude Stein, Patriarchal Poetry, y durante y después también pensaba en él. En el bloque de amigxs manifestándonos había poetas y no, mujeres y no, espanholxs y madrilenhxs y también no, había mucho no, en el sentido de lo no etiquetado. Pero había (sí) mucho lenguaje en uso, era casi cosa de exceso, aunque muy natural, explicando lo que sucedía en unas calles que sobre todo no respondían a la autoctonía y que celebraban un Día Mundial de esa Mujer que no todxs éramos, pero que sí nos íbamos haciendo mientras marchábamos, y que luego ya éramos, claro.

Sirva esto para explicar una poética.

Ángela hoy es premiada con el Premio Nacional de Poesía y es como para celebrarlo con idénticas pancartas y marchar con ellas sobre las avenidas del Canon. De hoy lo primero es la alegría. Lo primero o lo segundo es la sorpresa. Lo tercero o por detrás son las muchas preguntas que esto se trae. LA CURVA SE VOLVIÓ BARRICADA es un libro que habla en la poética que la foto explica. Esto es, un libro que se trae una lengua muy ensuciada de hablas y a la vez depuradísima de lecturas muchas, diversas, también poesía, quizás sobre todo ella, poesía, no sé. Lo que pasa por ahí dentro es muy indomable y difícil de establecer, pero trabajadísimo y riguroso y muy opaco a su manera. Aunque a su otra manera resuena directo en la experiencia cotidiana de las cosas. Por ejemplo, yo recuerdo que en el verano del 2012, antes del proceso-libro y de La uÑa RoTa, algunas cosas que serían poemas llegaban en mails; servían para explicar las cosas que pasaban, arreglos, desacuerdos, alegrías. O textos después escritos desde algunos viajes. O en otro mail, todavía después, que Ángela mandaba como diciendo eh, va un mash-up, qué adivinas, (mmm), y eran Lorca y Pasolini, evidente, pero, eh, ni se notaba. Bueno,

entonces una se pregunta qué ocurrirá ahora que La Curva tiene un Premio Nacional. Porque podría ocurrir que: a) los Señores de la Poesía, que entienden de Premios de Nación, entendieran por extensión La Curva, y entonces quizás nos pase ALGO; b) los Señores de la Poesía, que entienden de Premios de Nación, no entendieran LC (y punto); c) los Señores de la Poesía, que entienden de Premios de Nación, no entendieran LC, pero hicieran como que sí, por ser ella PN, y entonces QUIZÁ algo podría cambiar.

Sería raro, sería como el poema final de LC, como el libro después el libro, que, imaginad, los Señores de la Poesía entendieran por ejemplo esta foto, es decir, que entendieran lo que Ángela pone a significar. Sería muy muy muy raro también, pero imaginad que incluso los Señores de la Ex-Poesía entendieran poética y foto, y entonces la ecuación poesía=erudición/pedantez, poesía=uh nada tiene para decir/me hoy, se debilitara un poco. Y se debilitara otro poco después. Y después se debilitara del todo y se esfumara de una vez. Porque pasan muchos tipos de cosas y de lenguas en la poesía, y necesitamos situaciones como esta, de turbulencia emocionante y de erosión.

El premio de hoy, además de la primera alegría, de la primera y segunda sorpresa, significa que las cosas que todo el rato están pasando se pueden ver.

Qué emocionante paisaje ahora, amiga!
*
Más mujeres así para la literatura nuestra!

Belleza y Felicidad!

http://www.eldiario.es/cultura/Angela-Segovia-Premio-Nacional-Hernandez_0_703080189.html

 

Erea Fernández Folgueiras, 1/11/2017

Anuncios