EURACA

Seminario de investigación en lenguas y lenguajes de los últimos días del Euro. Madrid.

Mes: junio, 2015

————————-I————————–

Captura de pantalla 2015-06-26 a las 17.55.38

hoy y mañana

REAL MADRIZ

en el Valle Inclán

del pradillo nacional

María-Fran [doble con otra María]

Hacen un ruido que

sin límites en el lughar

como hemos sido por aquí

Sale el librazo trans(h)umancia de Luz Pichel. En madriz se presenta el 24 de junio y 8 de julio de 015

0oIhAX

porque al desposeernos de cualquier
tipo de presuposición lectora
, como la
certidumbre de pertenencia a una lengua,
a un género,
[…] nos regala la
oportunidad de
acceder a un territorio
abierto que es muchos territorios […]
el encuentro posible de lo
que parecería
abocado a no encontrarse

Patricia Esteban

palabras que convocan a una magia antigua sin amos. Palabras que dejan sentir lo mundo, los mundos. Una magia que invalida el legado de la Torre de Babel que ha imperado y domeñado la historia de la Humanidad en su carrera por el poder.

Víktor Gómez

piezas que faltaban, que no salen en el arte realista ni tampoco en el reivindicativo. Mucho que se renunció a nombrar sale aquí.

Eva chinchilla

Luz Pichefajitasl. trans(h)umancia.  La Palma de Gran Canaria: ediciones La Palma, 2015. [selección]
Luz Pichel. “Donde digo cerdo podría decir PIG” [notas sobre trans(h)umancia]
y lo que del libro dicen en bellas fajitas Gonzalo Hermo, Julieta Valero, María Salgado, Avelina Pichel Calo, Nuria Ruiz de Viñaspre, Benito del Pliego, Maite Dono, Viktor Gómez, Eva Chinchilla

tra(n)shumancias aparece firmado por mí aunque no se hubiera podido escribir sin otras muchas presencias.

Este libro existe porque existió una gente emigrada de Galicia a Buenos Aires, Venezuela, Uruguay, París, Londres, que escribió muchas cartas a su familia  entre la década de los 50 y los dosmiles. En la casa de mis padres también hubo cartas de estas, muchas, y se conservaron y aún se conservarán. Un día las encontré y tuve que leerlas, necesité leerlas.  Entonces nació transhumancias,  en este otro momento de migraciones  y cruces en que las cartas ya no van “vía air mail” pero igual van, y las hijas nos llaman desde Afuera después del desayuno. Un pequeño recorte sobre aquello:

Es 1992.

Noelina: está en Galicia,  escribe cartas a Mary y a Consuelo.

Consuelo: es hermana de Noelina, está en Buenos Aires, hace más de sesenta años que no ve a Noelina, recibe cartas pero ya no se entera, es muy mayor, su cabeza no sabría contestar, su mano tampoco.

Mary: sobrina de ambas, lleva más de cuarenta años en Buenos Aires, pero escribe, cuenta, añora, pide o se queja con una confianza como de bajarse al  banco a las anochecidas..

Noelina escribe a su hermana Consuelo. Mary le explica a Noelina en una primera carta que, como Consuelo no puede contestarle ni enterarse siquiera de que ha recibido carta, ella misma le va a contestar  pues sabe muy bien lo que Consuelo le hubiera querido decir, si hubiera podido. Entonces llega una segunda carta, la de Mary suplantando a Consuelo, escrita en primera persona, la más extensa de todas las cartas que Mary escribió a Noelina, la más densa, la más poética, la mejor.

(…y estos pies, camino a muy dispacio….)

Yo tenía zapatero que me hacía los zapatos

a medida, pero ya no está más.

Hay otra en la que una hija que vive en Uruguay relata para sus padres cómo se ha dejado grabar la voz para enviársela por un amigo que se venía a Zaragoza, España, Y entonces, al verse grabando por primera vez su propia voz, los nervios, sintió que no era capaz de decirles nada cariñoso pero al menos les mandaba su voz y la de los niños, sólo que no sabía, se preguntaba si el amigo, “compañero en la fe”,  iba a acertar en Galicia con la aldea y les iba a poder acercar la grabación. ¡Cuánto deseaba ella que pudiera ser!

También existe este libro gracias a Euraca, un grupo de trabajo en el que escuchamos. Y leemos y pensamos  la poesía y los lenguajes y lenguajeos de “los últimos días del Euro”.  Euraca es prima carnal de la Escuela de Afuera.

Dos familias, entonces: aquella, la que se iba, la que se va y esta otra, la que se queda pensando la manera de cambiar al menos algunas cosas. A mí, como a vosotros, me gustaría cambiarlo casi todo, pero por si no me da tiempo, voy intentando estar en esto de la poesía, que para mí es algo así como decir me voy a quitar la espina de la laringe, la espina de la malalengua, de los malfalados y las malfaladas. Dar una poquita voz a la gente de mi Adentro  que  sigue todavía sin tenerla, dar voz al mestizaje, a la diferencia; dar cuerpo a las palabras supuestamente feas, quitarle algo de autoridad, un poco, a las  académicas… Bueno, en tra(n)shumancias hay una Eulalia, una “bienhablada”, pero no va en serio: la llaman así porque obedece y aguanta lo que ni se sabe (luego la historia acaba bien).

Creo que La Escuela de Afuera es uno de los mejores espacios en que se puede leer este libro. Por eso os lo propuse; es decir, me lo pedí y hoy pido que me ajuntéis un día y os lo presento. Me encantaría que después de la lectura tuviéramos una “conversa”, que es como llamamos en Euraca a las charletas, una conversa con lo que salga, así que dejo el monólogo ya, aquí mismo, en final abrupto, para que sigamos el día 8, porque es el día 8, de julio” Luz Pichel

Presentaciones de trans(h)umancia
de Luz Pichel

24 de junio
19.30
Enclave de libros
Calle Relatores, 16, Madrid

8 de julio
20.30
Escuela de Afuera

Madrid

“Cada vez, mi trabajo en poesía es más un trabajo en dependencia de la lengua, de lo que ella quiera darme y de lo que yo me sienta con ánimo de arriesgar por ella, con ella, contra ella, sobre ella, entendida como un bien común a mi servicio para intentar construir poemas para dar, que es como vive la poesía, dándose, no como otros, que construyen con la lengua un poder para ellos, adueñándose de lo que es común. A mí, esa lengua de ellos no me gusta. Si puedo –que no es sencillo- la evito. Pero ¿qué lengua me pido, entonces? ¿qué tira de lenguaje? ¿qué roto, qué trapo, qué pedazo de esparto?” (Luz Pichel)

No libro de Luz non hai mapas. É como se a musa tivese a lingua xebrada de orixe e non soubese falar senón desde a conciencia de que a desorde é unha forma radical de liberdade. Falo dun clima que o envolve todo, dunha harmoníaestraña que é fermosa pero manca, harmonía inharmónica que non sei dicir.
Gonzalo Hermo

un libro emocionante por lo que lleva consigo y por la […] libertad con la que explora, sin respeto a las circunscripciones ni a las lindes. Vallejiano. Vallejiana. No sé. Da como esperanza leerlo.
Benito del Pliego

trans trans trans trans[luz]ido libro

en el que luz escribir peligrosamente

en/a-frontando el riesgo

más allá del/DO límite/lindeiro

 radiante de sus márgenes

Nuria Ruiz de Viñaspre

Que amorosiño e humorado soa

o ghalegho no medio

dos outros.!

Avelina Pichel Calo

 

“este libro se ha hecho mi familia, ES MUY FUERTE!
¿es muy raro?
porque no es mi familia, quiero decir, ni nos conocemos tanto Luz Pichel y yo, ni mi raiz tiene que ver con lo rural gallego, con lo migrante de esa forma.

pero es que hay un universal en este libro, un universal-cotidiano, conseguir eso… Luz… llevar el Meollo de la Cuestión del Sentido de la Vida Humana a estropajos y patatas y vacalouras y charletas de sala de estar…

y que quepan todas las lenguas y toda la imposibilidad de que quepan todas las lenguas y los parches de lengua que en realidad son el todo, ese fluir como que casi las palabras de las cosas de estar tan presentes no estuvieran, como si me hablara mi propia voz, como si yo lo estuviera escribiendo a la vez que lo leo.

es un viaje. un pedo, de verdad, un viajazo, un viaje en todas sus dimensiones”

Sole Parody

esta vez creo que la emoción se merece un respeto