EURACA

Seminario de investigación en lenguas y lenguajes de los últimos días del Euro. Madrid.

Mes: febrero, 2016

qué viva la música de Andrés Caicedo

de lo alto del lenguaje torrente abajo
y va rompiéndose y van sonando
todas las pistas de habla

Andrés Caicedo. Qué viva la música

de A
para la lista Euraca:

no quedan islas por descubrir, si acaso garitazos,
e incluso eso, me temo, es una quimera

así que es improbable que os vaya a descubrir yo a Caicedo y ¡Que viva la música!  y debe ser que he estado yo cabeciando cuando hemos hablado de él en alguna ocasión, porque no creo que no hayamos hablado de este libro

imaginaos por dónde va el crimen que este librito librazo ya está editado en alfaguara, con letra grande de padrote, como para entrar a vivir con sofá de escai. la cosa es que el muchacho andrés caicedo, y siento joderles parte del cuento, se quemó con este libro como se queman las pistas de baile, las iglesias, las pestañas y las drogas, digamos que aceleró allá por el 77 colombiano caleño, por el surco de vinilo que señalaba el rock de aquella, vuela, acelera y deja un bonito cadaver y dejo uno muy guapo y este libro, con veintiseis años cuando recibió el primer ejemplar impreso, o así se dice

este libro es un viajazo. se sube uno a un cali colombia y se tira por una pletina de los rolling, de lo alto del lenguaje torrente abajo, y va rompiendose y van sonando todas las pistas de habla, y es una mujer, una chica que se tira, porque en que viva la música hay hablas y mundos y un territorio y su cartografía salvaje y mucha música en el flow del lenguaje, y es una mujer la heroína que en realdad es Andrés Caicedo. quiero decir, que nos queda ahí mismito

 sólo es que me quemaba en los dedos el librito sin hablarlo con ustedes.

Anuncios

2007: después de haber vivido

poema22sm

Miles de viviendas (2002-2007), Barcelona

antes del desalojo

escribieron en las paredes que luego

serían medianera

el derribo sucedió inmediatamente, así que lo que habían escrito como un texto sorpresa para una lectura más adelante

apareció fresco, reciente, cuando todavía delante del solar estaba toda la banda​
en lucha
en la Barceloneta 

El otro texto original, “Sardenya 43”, de Vicente Escolar, también guarda una sorpresa: una parte perdida (nada menos que la parte inmortal) en el penúltimo verso:

Ya que tenemos que morir
que sea pues después de haber vivido
no solos y desesperados
como viejos románticos
sino como hombres y mujeres
híbridos de ser mortal e inmortal
que somos

“una pared medianera de la calle de La Maquinista esquina con el paseo de Joan de Borbó, [Barceloneta] en el edificio ocupado hasta principios del verano [de 2007] por el movimiento Miles de Viviendas y desalojado y posteriormente demolido con no poco estrépito ciudadano” Agustí Fancelli, El País, 23/11/2007

no es país para niñxs

noespais41

 

http://noespaisparaninxs.tumblr.com/

para un proyecto GAIA, propuesta de escritura // un bestiario de extinción

Sinopsis de propuesta para un Proyecto Gaia
Palabras clave:
Gaia, extinción, renacimiento, bestiario, ficción, historia, simbiosis, metamorfosis

*

[imágenes de especies imaginarias, por Luis Fores, 2013]

Ya Philip K. Dick, en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? propuso en 1968 un mundo donde ninguna especie animal ha sobrevivido a la degradación terrestre y donde cabras, perros, gatos, caballos, aves, serpientes se fabrican y programan de modo no diferente al de los androides, para ser comprados y vendidos a precios astronómicos. Pero si Blade Runner nos parece ajeno, cabe imaginar un ejercicio para autores y autoras capaces de convertirse en ingenieros biogenéticos y plasmar naturaleza con sus propios materiales y herramientas. Lo que se propone entonces aquí es responder al concepto Antropoceno — nuestro actual período geológico que pondría fin al Holoceno iniciado hace unos 12.000 años, el de mortandad en masa de flora y fauna, y que  podría extenderse a centenares de millones de seres humanos en este mismo siglo, por el cambio climático y el calentamiento global– con en principio una tormenta de cerebros para recabar ideas, amasar un caos original con vocación de intento poético colectivo no antropocéntrico. Se podría articular así una suerte de “Historia Natural” — no exclusiva del planeta Tierra—, recordatorio, homenaje y canto de amor a los desaparecidos de la flora y fauna, a los extintos y en peligro de extinción, pero también un laboratorio para imaginar a las nuevas criaturas – híbridas y mutantes, simbióticas o resucitadas gracias a vestigios de ADN. Los participantes seríamos redactores, ilustradores, divulgadores del contenido de algún volumen ficticio de una enciclopedia, a la manera de los personajes del relato borgiano Tlön, Uqbar, Orbis Tertius. Aportaríamos un acarreo de muestras: de bestiarios y botánicas, visiones de filósofos, fábulas, legislación y derechos de los animales (frente a maltrato, explotación, tortura y muerte), poemas con animales y plantas, etc. Paralelamente, se irían tramando las sucesivas fases de sedimentación y montaje de los materiales creados y compilados entre los participantes, se elegirían formatos que permitiesen la interacción de tres o más, como el fanzine y otros. // Amparo Arróspide

Bibliografía mínima:

Lynn Margulis, (1995). Microcosmos: Cuatro mil millones de años de evolución desde nuestros ancestros microbianos
John Gray, (2013) El silencio de los animales. Sobre el progreso y otros mitos modernos
Mark Rowlands y otros, (2013) Derechos de los animales