OCHO. CONDIC. MAT. PARA UN POEMA (CIVIL). MAR. 017

CONDICIONES MATERIALES PARA UN POEMA (CIVIL)
Genealogía & Co

«Una poesía desde fuera del capitalismo es hoy directamente una poesía de y para extraterrestres»

mapa-ingles-bahia-blanca

Lunes 6 de marzo. 18:30
Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes de la U. Complutense
De la lírica como capital: modelos de producción poética

Sesión de lectura y trabajo sobre textos de Poesía civil de Sergio Raimondi (VOX, 2001, reeditado en 2010 y 2012) y propuesta de una práctica de escritura euraca.

Poesía civil: libro de versos y materialismo histórico – poesía y economía ¿qué es poesía civil? ¿lenguaje incivil? antipoesía escrita justo antes de la caída del capitalismo en Argentina ¿el capitalismo como metáfora de la poesía? y viceversa ¿cuáles son las zonas de conflicto entre la lengua y el sistema? la lengua como sistema – la lengua como lugar de las asimetrías y los conflictos ¿de dónde? orígenes poéticos de una ciudad cualquiera en un país cualquiera solo que la ciudad (portuaria pequeña asumible cercana) es muy concreta y se llama Bahía Blanca ¿cómo se hace un estudio antropológico-materialista sobre cómo se funda una ciudad – un país? ¿colonialismo industrial – colonialismo cultural? análisis y collage de documentos de barbarie ensamblados con charlitas de paisanxs del lugar ¿cómo integrar lo archivístico en el poema? y viceversa ¿verso o prosa o qué carajo? una forma inédita de escritura.

Lecturas de trabajo:

Sergio Raimondi, Poesía civil. Bahía Blanca: 17grises editora, 2010 (primera edición Vox, 2001. También publicado en Cáceres: Liliputienses, 2012).

Sergio Raimondi, El sistema afecta a la lengua. Artículo sobre Martín Gambarotta publicado en Margens/Márgenes, n° 9/10, enero-junio 2007. Puede leerse en L/E/N/G/U/A/J/E/o #1# No importa estado.

Una entrevista que se publicó en Diario de poesía n° 72, pp. 3-7 en 2006, titulada “No hay mundo de un lado y versos de otro”

Lecturas de fondo:

Algunas entradas del proyecto Para un diccionario critico de la lengua que Raimondi lleva escribiendo desde hace años.

Tres breves catas de Raimondi como traductor, dos clásicos y un modernista: De su nueva edición (por salir ya ya) de sus versiones al argentino de la poesía de Catulo publicada por primera vez allá por 1999, en Vox, de la que extraemos un fragmento de la dedicatoria final. Luego, una versioncita de una égloga de Virgilio; un poco del Paterson de William Carlos Williams; y del mismo autor tradujo hace años este poema, lleno de hipervínculos, que constituyen otras tantas declaraciones de intenciones (no se sabe si de WCW o del propio Sergio): http://www.bazaramericano.com/media/cajas/williams/ (trasteadlo un poco porque merece la pena).

Relacionado con esta faceta de traductor de clásicos latinos, acá pueden encontrar un trabajo (2007) sobre un poema más o menos largo y bastante poco conocido del poeta argentino Aldo Oliva, César en Dyrrachium (1977), el cual consiste en gran parte en una “traducción” de un fragmento del libro VI de la Farsalia (De belle civile) de Lucano.

Más o menos en contacto con este trabajo sobre Oliva (de genealogía poética), está este ensayo de Nora Avaro publicado originalmente en la Revista de los Confines en 2007 y ahora aparecido en el libro La enumeración, Paradoxa, 2016. Puede ser leído como un acercamiento crítico —sintético y clarividente— sobre Poesía civil.

Sobre la poesía de los 90 en Argentina hay numeroso material en el programa 7.1 que podéis rastrear aquí. En concreto, la antología La tendencia materialista tenía un epígrafe dedicado a la percepción histórico-económica, cuyo único representante era Sergio Raimondi.

Un articulito de Raimondi sobre Leónidas Lamborghini rescatado de un reportaje sobre este poeta.

Como Poesía civil empieza con un poema en el que se cita “Defense of poetry” de Shelley hemos seleccionado la parte del texto en la que se relaciona la poesía y principio de propiedad “como fuerzas que se repelen”.

Un artículo escrito desde el Museo del Puerto de Ing. White, el museo en el que trabajó durante muchos años, inclusive como director entre 2003 y 2011. Su título es:  “Acerca del día en que Atilio Miglianelli se topó con un alambrado artístico que interrumpía su recorrido hacia los cangrejales de Ingeneiero White” y salió publicado en el libro Crítica del testimonio. Ensayos sobre las relaciones entre memoria y relato, Beatriz Viterbo, 2009. Una de las iniciativas que activó Raimondi fue juntar a músicos de rock actualizando las canciones que cantaban sus abuelos italianos cuando eran pescadores: https://www.youtube.com/watch?v=Gx1narj0MQ0

Miércoles 8 de marzo. 20:00
Galería CRUCE (c/ Doctor Fourquet, 5):

Lectura y conversación con Sergio Raimondi. Poesía civil

puerto-ferrocarril-bahia-blanca

Conversa con y lectura de Sergio Raimondi y puesta en común de alguna de las prácticas de escritura planteadas en la sesión anterior.

Sergio Raimondi (Argentina, 1968) ha publicado Poesía civil (VOX, 2001), desde 2002 está trabajando en Para un diccionario crítico de la lengua. Ha publicado Catulito (VOX, 1999, reeditado en 2017), versiones al habla bonaerense del poeta latino y una traducción de fragmentos de Paterson de William Carlos Williams en la revista 18 whiskys. Fue director del Museo del Puerto de Ingeniero White, una institución pública dedicada al registro y la elaboración de la historia y el presente de esa comunidad portuaria.

Podremos hacerle unas cuantas preguntas y escuchar cómo suena la arquitectura de sus poemas (un urbanismo lingüístico más que un libro de poemas, pero qué libro de poemas).

“Si el arribo a Moscú es por la mañana y viniendo del Norte, la ciudad queda de lado y a dos piernas, con el Moscova de tres cuartos. Si la llegada es por la tarde y viniendo del Oeste, Moscú se pone colorado y los pasos de los hombres ahogan el ruido de las ruedas en las calles. No sé cómo será la llegada a Moscú por el Este y al mediodía, ni cómo será el arribo a medianoche y por el Sur. ¡Una lástima! Una falta geográfica e histórica muy grave. Porque para «poseer» una ciudad certeramente, hay que llegar a ella por todas partes” (César Vallejo, Rusia en 1931)

Viernes 10 de marzo de 2017. 18:30
Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes de la U. Complutense
Marcelo Díaz y Jorge Posada, lecturas en diálogo

Recital de Marcelo Díaz y Jorge Posada.

Marcelo Díaz (Argentina, 1965) formó parte del grupo Poetas mateístas, que llegó a sacar una antología (Antología Puesta al sol, 1990), pero también se dedicaba a grafitear la ciudad o a cubrir paredones, tal como lo hicieron con la revista mural Cornucopia. En 1998 sacó su primer libro de poemas, Berreta (Libros de Tierra Firme), Diesel 6002 (VOX, 2001) y Blaia (Liliputienses, 2013).

Jorge Posada (México, 1980). Autor de los libros La belleza son los aeropuertos vacíos (Liliputienses, 2013), Adiós a Croacia (Zindo & Gafuri, 2012) y Costa sin mar (UAM, México, 2012). En 2014 publicó los cuadernos de poesía Desglace (Aguadulce, Puerto Rico) y Canciones de la dependencia sexual (Bongobooks, Cuba).

Lecturas:

Selección de poemas de Marcelo Díaz

Selección de poemas de Jorge Posada

*
Algunos poemas de Poesía Civil

*

Gramsci y Valéry en la biblioteca
del Círculo de Estudios Sociales
creado en Ingeniero White en 1899
por el grupo anarquista “Libres Pensadores”

Parte de lo que hay, en la estructura de los andamios
que sostiene a los pintores de los tanques de la ESSO,
es un problema de sintaxis: ni mucho más ni mucho menos.

Los enemigos son Andrés Bello y el Chacho

El idioma se mueve y varía en el gusto de cada tierra,
y las herencias existen porque existe la rebelión.
Eso con respecto al lenguaje, dominio al que el Chacho,
al parecer, era ajeno, ya que sólo sabía rubricar
las cartas que un amanuense cualquiera le escribía
desde su rancho o, digamos, la cancillería de Guaja.
A ver si se entiende cuando el polemista afirma
que se ha de escribir tal como el pueblo pronuncia,
no gui, gi, no gue, ge, que no, qe, i por y, hache fuera,
o cuando se proclama a viva voz que el temor a infligir
reglas produce sometimiento porque cuenta la pasión,
no la forma estipulada correcta desde la Academia,
se ha de pensar, por favor, estrictamente en literatura,
ya que en política acá a eso se le llama montonera
y a los montoneros un romántico en el gobierno
no ofrecerá más que policía filológica. Son dos cosas.

Qué es el mar

El barrido de una red de arrastre a lo largo del lecho,
mallas de apertura máxima, en el tanque setecientos mil
litros de gas-oil, en la bodega bolsas de papa y cebolla,
jornada de treinta y cinco horas, sueño de cuatro, café,
acuerdos pactados en oficinas de Bruselas, crecimiento
del calamar illex en relación a la temperatura del agua
y las firmas de aprobación de la Corte Suprema, circuito
de canales de acero inoxidable por donde el pescado cae,
abadejo, hubbsi, transferencias de permiso amparadas
por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca; ahí:
atraviesa el fresquero la línea imaginaria del paralelo, va
tras una mancha en la pantalla del equipo de detección,
ignorante el cardumen de la noción de millas o charteo,
de las estadísticas irreales del INIDEP o el desfasaje
entre jornal y costo de vida desde el año mil novecientos
noventa y dos, filet de merluza de cola, SOMU y pez rata,
cartas de crédito adulteradas, lámparas y asiático pabellón,
irrupción de brotes de aftosa en rodeos británicos, hoki,
retorno a lo más hondo de toneladas de pota muerta
ante la aparición de langostino (valor cinco veces mayor),
infraestructura de almacenamiento y frío, caladero, eso.

En el Puente Negro

Hay que estar de muy buen ánimo para suponer
que existe, a ambos lados de este puente,
una ciudad. Se dan, si se quiere, dos atenuantes:
ni la luz lunar ni la municipal cumplen,
esta noche, un papel siquiera decoroso.
Abajo, un monarca sale de su palacio
y en mitad de una senda de antorchas
reúne ante sí con gesto soberano
seis o siete pointers que se reclinan
con ansiedad a esperar, al parecer,
la llegada de los caballos y los cortesanos
e iniciar así la cacería deportiva.
Pero de pronto por la avenida un patrullero
se mete en la escena para encandilar,
con su sirena y sus faros, otra cosa:
un vagón a medias incendiado, el reseco
pastizal en llamas, el hijo de remilputa
de siempre con sus perros de mierda.

puente-negro-2puente-negro-1

puente-negro-3

«Una poesía desde fuera del capitalismo es hoy directamente una poesía de y para extraterrestres»

«No hay mundo de un lado y versos de otro»

«Y esto es lo intolerable: porque hay cosas más importantes que los poemitas, ¿no?»

«La cuestión retórica es una cuestión vital»

*

REGISTRO DE PRÁCTICAS DE ESCRITURA DE POESÍA CIVIL

IMG_2073

IMG_2191

IMG_5387

IMG_2062

Fotografías de Luz Pichel y Erea Fernández Folgueiras. Más fotos aquí

Belleza y Felicidad

Anuncios